Un ego colectivo manifiesta las mismas características que el ego personal, como la necesidad de conflicto y enemigos, la necesidad de más, de tener razón frente a otros "equivocados",etc. Tarde o temprano el grupo entrará en conflicto con otros grupos, porque inconscientemente busca conflicto y necesita oposición para definir sus fronteras y, por tanto, su identidad.

Entonces sus miembros experimentarán el sufrimiento que acarrea inevitablemente toda acción motivada por el ego. Llegados a ese punto, pueden despertar y darse cuenta de que su grupo tiene un fuerte componente de locura.

Un ego colectivo suele ser mucho más inconsciente que los individuos que componen dicho ego. No es raro que las naciones adopten comportamientos que en un individuo serían inmediatamente reconocidos como psicopáticos.

A medida que emerja la nueva conciencia, los individuos que formen los grupos, no tendrán necesidad de definir su identidad por medio del grupo. Ya no buscarán ninguna forma para definir quiénes son.

Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora