Tener un sistema de creencias -un conjunto de ideas que uno considera la verdad absoluta- no VUELVE ESPIRITUAL A NADIE, sea cual sea la naturaleza de dichas creencias. De hecho, cuanto mayor peso tienen nuestras ideas(o creencias) en nuestra IDENTIDAD, más nos aislamos de la dimensión espiritual que hay en nuestro interior.

Eckhart Tolle. "Un nuevo mundo, ahora"