Para estar presente o consciente frente a una carga de energía emocional que puede esta a un nivel muy por debajo del consciente, puedes OBSERVAR LA EMOCIÓN igual que observas un pensamiento. Mientras que el pensamiento está en tu cabeza, la emoción tiene un fuerte componente físico de modo que se siente principalmente en el cuerpo. Puedes DEJAR QUE LA EMOCIÓN ESTÉ AHÍ, sentir como se manifiesta en tu cuerpo, SIN SER CONTROLADO POR ELLA. Ya no eres la emoción, eres la presencia que la mira. Con esta práctica todo lo que es inconsciente en ti, saldrá a la luz de la conciencia


Eckhart Tolle