Las vidas de la mayoría de la gente están dirigidas por el deseo y el miedo.

El deseo es la necesidad de añadirte algo para poder ser tú mismo más plenamente.

Todo miedo es el miedo de perder algo y por tanto de sentirte reducido y de ser menos de lo que eres.

Estes dos movimientos oscurecen el hecho de que el Ser no puede ser dado ni quitado.

El Ser ya está en ti, en toda su plenitud, AHORA.

Eckhart Tolle (El silencio habla)