Si albergas expectativas hacia la enseñanza budista,
esta se convierte en algo material.
Si no albergas sentimientos hacia las cosas materiales,
estas se convierten en enseñanza budista.

Proverbio Zen