Todo lo que se tiene se pierde

Denzel Washington en Deja Vú