Cuando te das cuenta de que el cuerpo-dolor busca inconscientemente más dolor, comprendes que muchos accidentes de tráfico están causados por conductores cuyos cuerpos-dolor están activos en ese momento.

Muchos actos de violencia los cometen personas "normales" que en ciertos momentos se convierten en maníacos. En los tribunales de todo el mundo se oye al acusado decir "no sé que se apodero de mi".

Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora. 146