Siempre ocurre que tanto la víctima como el agresor, sufren las consecuencias de los actos de violencia, opresión o brutalidad. Porque lo que les haces a los otros, te lo haces a ti mismo.

Un mundo nuevo, ahora. Eckhart Tolle. 143