Vivimos con una imagen mental de nosotros mismos, un ser conceptual con el cual tenemos una relación

Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora