Representar un papel es un trabajo duro, y por eso estos papeles, no se pueden mantener indefinidamente, sobre todo cuando empezáis a vivir juntos. Cuando los personajes se desvanecen ¿Qué véis?. Por desgracia, en la mayoría de los casos, no veis la verdadera esencia de ese ser, sino lo que lo cubre: el ego en bruto, despojado de sus papeles, con su cuerpo-dolor y sus deseos frustrados que ahora se transforman en ira, dirigida a la pareja, por no haber sido capaz de eliminar el miedo subyacente y la sensación de carencia que forman parte del sentido egótico del yo.


Eckhart Tolle.  Un mundo nuevo, ahora