La incapacidad del ego para tener conciencia de si mismo y ver lo que está haciendo es muy elevada. Hará exactamente lo que condena en otros y no lo verá. Cuando se lo hacen notar, recurre a la auto-justificación, la indignación o la negación. Lo hace la gente, lo hacen las empresas, lo hacen los gobiernos.

Cuando todo lo demás falla, el ego recurrirá a gritar, o incluso a la violencia física. Y a la guerra.

Para acabar con el sufrimiento humano, hay que empezar por uno mismo y aceptar la responsabilidad del propio estado interior en cualquier momento dado. Eso significa ahora. Pregúntate "¿Hay negatividad en mi ahora?".

Procura localizar la infelicidad de fondo en cualquiera de sus formas (nerviosismo, hartazgo, descontento, etc.)

Estate atento a los pensamientos que parecen JUSTIFICAR o EXPLICAR esa infelicidad, pero que en realidad SON LOS QUE LA CAUSAN.


Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora