Cuando dos personas representan un papel, son imágenes mentales conceptuales las que interactúan. Tienes una imagen mental, no solo de quién es la otra persona, sino también de quién eres tú, sobre todo en relación con la persona con la que estás interactuando.

Así que tú no te estás relacionando con esa persona, sino que quien tú piensas que eres, se está relacionando con quién tú piensas que es la otra persona y viceversa. La imagen conceptual de ti que tu mente ha creado se está relacionando con otra creación de tu mente, que es la imagen que ha creado otra persona.
Probablemente, la mente de la otra persona ha hecho lo mismo, de modo que toda interacción egótica entre dos personas es en realidad una interacción entre cuatro identidades creadas por las mentes, que en definitiva son ficciones. Por eso no es sorprendente que haya tanto conflicto en las relaciones.

Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora