La paradoja es que el sufrimiento está causado por la IDENTIFICACIÓN con la forma, pero erosiona la identificación con la forma. En gran parte el sufrimiento está causado por el ego, aunque a la larga el sufrimiento destruye el ego.. pero no hasta que suframos conscientemente. Si te resistes al sufrimiento el proceso es lento, porque la resistencia crea más ego que hay que disolver.

El sufrimiento tiene un noble propósito: la evolución de la conciencia y la disolución del ego.

El ego dice "Yo no tendría que sufrir", y ese pensamiento te hace sufrir mucho más. La verdad es que necesitas decir sí al sufrimiento para poder transcenderlo.

Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora