Después que el viento deja de soplar,
veo una flor que cae.

Por el pájaro que canta
percibo la calma de la montaña