El cuerpo-dolor es una forma de energía semi-autónoma que vive en el interior de casí todos los seres humanos. Como todas las formas de vida, necesita alimentarse periódicamente -absorber nueva energía- con energía que vibre en una frecuencia similar a la suya. Toda experiencia emocionalmente dolorosa puede servir de alimento por el cuerpo-dolor. En realidad el cuerpo-dolor es una adicción a la infelicidad.

Puede resultar traumático darse cuenta por primera vez, de que hay algo dentro de ti que busca periódicamente la negatividad emocional, la infelicidad. Necesitas mas consciencia para verlo en ti mismo que para reconocerlo en otra persona. Cuando la infelicidad se ha apoderado de ti, no solo no quieres que termine, sino que quieres hacer a los demás tan desdichados como tú, con el fin de alimentar al cuerpo-dolor de sus reacciones emocionales negativas.