El ego no solo es la mente no observada, la voz que hay dentro de la cabeza y pretende ser tú, sino también las emociones no observadas que son la reacción del cuerpo a lo que dice esa voz de la cabeza.

La voz de la cabeza cuenta una historia que el cuerpo cree y a la que reacciona. Estas reacciones son las emociones. Las emociones, a su vez, devuelven energía a los pensamientos que crearon la emoción. Luego la emoción se convierte en reacciones instantáneas. De este modo crean tu realidad personal.

Este es el círculo vicioso entre los pensamientos y las emociones no examinados, que da lugar al pensamiento (fabulación) emocional.

Eckhart Tolle. Un mundo nuevo, ahora