Hace unos días he estado especialmente ansiosa (es una de mis "cruces" en esta vida, los altos niveles de ansiedad). Después de comer, me fuí a pasear un parquecito al que me llevé un libro de ciencia-ficción. Era una tarde deliciosa de primavera (¡Será que ya voy más mayor y soy capaz de valorar más las estaciones:)¡). Realmente era relajante, incluso para una persona como yo, leer en un banquito bajo un olivo (las ramas me rozaban la frente), y cierta brisa de fondo.

Pero mi ansiedad no da tregua. Y entonces me propuse poner en práctica algo de lo que he ido aprendiendo. Me puse a caminar por el pequeño "bosquecito" que hay en el propio parque, y observar cada pequeña cosa con calma. SENTIR.

Me fuí ralentizando, y observando con toda la atención de la que disponía como los pies tocaban con el suelo de hierba, como se movían las hojas de los árboles que me rodeaban, como se reflejaba en ellos la luz del sol del atardecer. Sentí la belleza de la vida que había en las hojas, de los perros que me miraban con curiosidad (en concreto uno hermosísimo que estaba pendiente de mi:). Caminé bajo los árboles, concentrandome en el olor que despedían y me sorprendió descubrir cuanto tiempo hacía que no disfrutaba de los aromas maravillosos de esta nuestra tierra (¿A cuantos no les pasa esto también?). Integré asimismo, los ruídos molestos, de coches y de una obra cercana, como parte del aquí y el ahora y ya no molestaron más.

Mágicamente, algún "neurotransmisor" se "encendió" y comencé a experimentar lo que me parece puede ser un "estado alterado de conciencia" en el que la ansiedad desapareció y los "ruidos" estaban en un lado y yo "como" en otra. No tengo palabras para explicarlo. Y tampoco importa:)La cosa es que sin ánimo de ofender a Tolle, jaja, le puse un nombre al invento, "sensorializar". Como ya sabemos que el dedo que apunta a la luna no es la luna, ya os daréis cuenta de que sencillamente me servirá para recordar los pasos y repetirlos. Eso espero:)


Desde esa experiencia tengo curiosidad por conocer otra forma de meditación, la meditación andando (que en realidad es estar en contacto, sin intermediación intelectual o emocional, con toda realidad.


Al respecto encontré este texto en el blog mencionado, y aquí lo dejo y así me sirve a mi también de recordatorio, y me da ideas:)





TEXTO A CONTINUACION, PROCEDENTE DEL BLOG http://sanghadezaragoza.blogspot.com/

Como realizar la meditación caminando:



1. No propósito.
Al caminar no te enfoques en ningún propósito en particular. Disfruta simplemente el hecho de caminar. Date el permiso de disfrutar y observar intensamente si ningún juicio a cada paso que des.

2. Desapego.
Despréndete de tus preocupaciones y ansiedades mientras caminas. Al entrar en esta dinámica de caminar conscientemente, no hay cabida para ningún otro pensamiento que no sea el de estar atento al presente. Date permiso de simplemente caminar unos cuantos minutos simplemente por el hecho de caminar.

3. Sonríe como el Buda.
Si dibujas una leve sonrisa en tu rostro tal como lo hacia el Buda mientras caminas, comenzarás a experimentar una profunda sensación de paz, serenidad y bienestar total. “Al sonreír todo tu ser se renueva y tu práctica se fortalece. No tengas miedo de sonreír.”

4. Respira conscientemente.
Este es uno de los ingredientes más importantes de esta práctica. Respirar conscientemente significa estar presente en cada inhalación y en cada exhalación. Presta atención a tu respiración mientras caminas.

5. Cuenta tus pasos.
Una buena ayuda al principio es contar los pasos cuando inhales y exhales. Si en el momento de tomar aire ya llevas 4 pasos, cuenta mentalmente del 1 al 4. Si al exhalar solo llevas 3 pasos cuenta del 1 al 3 sin intentar controlar o acompasar. Simplemente conviértete en un observador de tu respiración.

6. Gathas.
También, en lugar de números puedes pronunciar palabras con el ritmo de tu respiración. Puedes seguir el ritmo por ejemplo con la palabra Aquí/Ahora. Si das cuatro pasos con la inhalación puedes decir con cada paso “aquí”, “aquí” , “aquí”, “aquí”… y en la exhalación: “ahora”, “ahora”, “ahora”, “ahora”,… Puedes utilizar cualquier palabra o frase que tenga sentido para ti. También las palabras Llegando/Casa. Siéntete libre de usar tu creatividad y usar palabras que resuenen dentro de ti.

7. Camina como un emperador.
Date el permiso de caminar con seguridad como si fueras el soberano de este planeta. Que cada paso que des sea una afirmación o un mandato real hacia la Paz y la felicidad de la tierra.

8. Pasos de flor de loto.
Visualiza que con cada paso que das en la tierra brota de ella una hermosa y radiante flor de loto o la flor de tu preferencia. Esta técnica en particular te parecerá extraña pero créeme que vale la pena intentarlo. El sentimiento de arraigo y plenitud de esta práctica esta más allá de las descripciones que pueda realizar.

9. Camina cuando estés enojado.
En ocasiones cuando más necesitamos de estas herramientas es cuando más pretextos ponemos. “No estoy de humor para eso”, “cuando se me pase el enfado lo haré”. Sin embargo es en esos momentos en que más lo necesitamos. Es por esto que entre más practiques estas técnicas, más fácil si te hará hacer uso de ellas en el momento en que de más las necesites.

10. Aprovecha el momento.
No existe el momento perfecto para caminar conscientemente. No te limites a programar “un espacio” para meditar caminando. Aunque lo ideal sería caminar por un sendero inspirador tomándonos el tiempo cada día para realizarlo, tu realidad puede ser muy diferente. Aprovecha cada momento del día para caminar conscientemente. Cuando estaciones tu coche camina hacia tu destino conscientemente. Cuando estés en la calle, de camino a la parada, en el centro comercial, simplemente recuerda sonreír y aprovecha el momento.
x


http://sanghadezaragoza.blogspot.com/2010/10/20101028.html