Quejarse, encontrar defectos, y REACCIONAR en lugar de ACTUAR, son cosas que refuerzan la sensación de separación y diferenciación que tiene el ego, sensaciones de las que depende su supervivencia. También le dan una sensación de superioridad.


Cuando te quejas, ello implica que tienes razón, y la persona contra o situación de la que te quejas, o contra la que REACCIONAS no la tiene.

Necesitas negarles la razón a otros, PARA ADQUIRIR UNA SENSACIÓN MÁS FUERTE DE QUIÉN ERES.

Negar la razón a una situación, mediante la queja y la propensión a REACCIONAR EN VEZ DE ACTUAR, implica "esto no debería de estar sucediendo"