Cuando eres consciente de que estás pensando, esa conciencia no forma parte del pensar. Es una dimensión diferente de conciencia. Si en ti no hubiese más que pensamiento, ni siquiera sabrías que estás pensando. Serías como un soñador que no sabe que está soñando

Eckhart Tolle