En cuanto hay cierto grado de atención quieta y alerta los seres
humanos pueden sentir la conciencia o espíritu que vive dentro de toda criatura,
de toda forma de vida y reconocerla como la misma cosa que su
propia esencia y por lo tanto amarla como a sí mismos. Pero, hasta que esto sucede, la mayoría de los humanos solo se ve en las FORMAS
exteriores, sin ser conscientes de la ESENCIA interior, como tampoco
son conscientes de la propia esencia, y solo se IDENTIFICAN con su
FORMA FÍSICA Y PSICOLÓGICA


CITA DE "UN MUNDO NUEVO AHORA" de ECKHART TOLLE