La clave es ésta: acaba con la ilusión del tiempo. Tiempo y mente son inseparables.

Estar identificado con la mente es estar atrapado en el tiempo: vives de forma compulsiva, y casi exclusivamente, mediante el RECUERDO y la ANTICIPACIÓN. Esto produce una preocupación INTERMINABLE por el pasado y el futuro. La compulsión surge porque el pasado te da una IDENTIDAD, y el futuro una realización de algún tipo. AMBAS SON ILUSIONES.

EL AHORA ES TODO LO QUE HAY. NO HA HABIDO EN TU VIDA NINGUN MOMENTO EN QUE TU VIDA QUE NO FUERA AHORA, NI LO HABRÁ JAMÁS.

¿Es posible que algo ocurra o sea fuera del ahora? NADA OCURRIÓ NUNCA EN EL PASADO, OCURRIÓ EN EL AHORA. NADA OCURRIRÁ NUNCA EN EL FUTURO, OCURRIRÁ EN EL AHORA