Un estudiante de Zen fue a ver a Bankei: "Maestro, tengo un mal genio incontrolable. ¿Como podria curarme?"

"Tienes algo muy raro", contesto Bankei, "dejame verlo".

"Ahora mismo no puedo mostrartelo", respondio el alumno.

"¿Cuando me lo podras mostrar?", pregunto Bankei.

"Me sale derrepente", respondio el estudiante.

"Entonces," concluyo Bankei, "no debe de ser tu verdadera naturaleza. Si lo fuera, podrias mostrarmelo en cualquier momento. Cuando nacistes no lo tenias, y tus padres no te lo dieron. Piensa en eso."

Encontrado en Cincinato.org