Practicar el camino de corazón, ya es de por sí iluminación
No existe ninguna separación entre la práctica y la
iluminación,

entre el zazen y la vida diaria.

Eihei Dogen (1200-1253)