Cuando el discípulo está listo
el maestro aparece

PROVERBIO BUDISTA


1sab