Dos monjes, al ver flamear una bandera
en el viento, comenzaron a discutir.
Uno dijo: "La bandera se mueve".
El otro sostuvo:"No, es el viento el que se mueve".
y así siguieron sin ponerse de acuerdo.
Hui-neng, el Sexto Patriarca, se acerco a ellos y dijo:
"No es la bandera la que se mueve.
No es el viento el que se mueve.
Es la mente de ambos que se mueve".

HISTORIA ZEN



Zen, Editorial Integral, Página 100