Ni siquiera una buena cosa es tan buena como nada

DICHO ZEN