Al universo lo único que le interesa es el juego.
Pero el ser humano apenas si deja de trabajar un momento de su vida

Meditación. Editorial Integral, Página
43


(EL UNIVERSO.. JUGANDO:):