El único zen que encuentras en las cumbres de las montañas
es el zen que llevaste a ellas


ROBERT M.PIRSING




Zen, Editorial Integral, Página 86.